Recordamos 28 años de que @elClubOlimpia se convirtió en el verdadero Rey de América ganando la Supercopa Sudamericana y automáticamente, sin jugar, la Recopa. Años dorados que llevaron al club a lo más alto del continente.

En 1990, Olimpia alcanzó su segundo título en la Copa Libertadores tras una brillante campaña donde se consagró campeón en Ecuador ante el Barcelona de Guayaquil.

Días después de esa alegría inmensa, el Rey de Copas inició su campaña en la Supercopa de ese mismo año que acabaría de la mejor manera para Olimpia: superaría cada una de las Fases eliminatorias para vencer a Nacional en la definición y obtener otro título internacional.

Campeón de todo

Esa doble conquista le permitió a Olimpia coronarse automáticamente campeón de la Recopa Sudamericana sin la necesidad de jugarla, en un logro inédito en la historia del fútbol sudamericano y mundial: ser campeón de una Copa internacional sin necesidad de disputarla.

#OlimpiaMedia #OlimpiaDeSiempre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí